Diatermia

Mejora tu imagen gracias a la localización y eliminación de la grasa sobrante, deshaciéndote de la celulitis, la desaparición de arrugas y líneas de expresión, difuminación de cicatrices, manchas, estrías, etc.

¿Qué es la Diatermia?

Denominamos diatermia al tratamiento basado en el uso de corrientes eléctricas de alta frecuencia, con el objetivo de incrementar la temperatura de nuestra piel con fines médicos o estéticos.

La diatermia es un método seguro y no invasivo, que permite su combinación con otros métodos. Además, los resultados son espectaculares, ya que consigue revitalizar la piel de una forma natural con la estimulación del propio colágeno, convirtiéndose así en uno de los tratamientos más revolucionarios de los últimos años.

¿Qué dos tipos de Diatermia podemos encontrar?

La diatermia puede ser clasificada en dos categorías distintas:

  • La capacitiva: es aquella corriente que trabaja con las capas más superficiales de la piel, concentrando así la energía en las áreas más próximas a su aplicación.
  • Resistiva: esta tipología actúa en zonas más profundas, siendo indicada así para tejidos grasos, densos, profundos y fibrosos.

¿Cómo funciona la Diatermia?

En la zona a tratar se aplica un gel transductor y, a través de un cabezal, aplicaremos una sensación local de calor totalmente tolerable. La diatermia genera, dependiendo de la temperatura aplicada, dos efectos:

  • Atérmico: utiliza la aplicación de una temperatura estable, consiguiendo favorecer la activación de la nutrición celular y su estabilidad.
  • Térmico: aplica mayor calor en la piel para lograr un aumento de la microcirculación, así como la acción de la oxigenación tisular y una mejora de la circulación.

Solicita Información sin Compromiso

Conozco y acepto la política de privacidad